Intento de poesía, por VTacius

Apuntes sobre el existencialismo. Sartre en “El existencialismo en un humanismo”

A los 9 años cayó en mis manos cierta obra de teatro, especialmente escrita para ser representada con bajo presupuesto: “A puerta cerrada” era su titulo (Alguna reminiscencia del novela me misterio se adivinaba en su titulo, lo que llamó poderosamente la atención).

Mi decepción fue bastante grande al pasar algunas de las páginas (Las primeras escenas son poderosamente eclécticas, comparadas con los depravaciones dark-gothic actuales). Pero seguí la lectura porque el tema no era nada mediore.

De hecho, fue mi primer vistazo al existencialismo.

Luego hallé filosofías, religiones y hasta música que trataba (o intentaba al menos) trabajar un poco con los temas de este filósofo. El existencialismo como escuela, modelo o vanguardia en algunos casos, es una corriente siempre fresca, renovada por si misma a través de las palabras de Sartre, que nunca han perdido validez.

Cuando me dispuse a leer “El existencialismo es un humanismo” –abrumado como estaba por las demás tareas- pensé que no iba a entender su lenguaje. Error. Al ser la transcripción de una exposición, todo cobra vida como por arte de magia. Entendí bastante bien como defiende su teoría, como dice que el ateísmo es compatible con la moral, en cuanto el ateísmo es más que negar el cristianismo: se basa en dejar a un lado a Dios por un rato, al menos lo suficiente para hacernos cargo de nosotros mismos tal como somos: Humanos.

El existencialismo siempre tomo diversas facetas, aún ahora se bifurca: Sartre defendía el término de llevar la existencia humana, sin ataduras alguna –mire que renegó de la esencia, poniéndola en segundo lugar- a sus últimas consecuencias: no ofrecía un paraíso porque desde luego ofrecía un infierno en la convivencia humana; sin embargo, ofrecía la más completa de las libertades, el absoluto dominio de toda responsabilidad sobre las acciones.

Me encantan el vómito en sus cuentos. Es como si es necesario mostrar –en una especie de constante- la verdad de la naturaleza humana, apreciando la nauseabunda esquizofrenia de la cual no nos separamos aún.

Sobre el personaje, creo que Sartre tiene mucho para convertirse en una todo un personaje a través de la historia, y no quedar como otro más de una larga lista de famosillos del momento: Tuvo una vida complicada por factores externos a él, siempre llena de líos: era feo. Me encantan los personajes feos, es que demuestran que las personas valen más por aquello que son que por aquellos que parecen.

En resumen, lo que pienso, y aprendí sobre Sartre.

(Resumen de mi último parcial de Humanística I)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s