Intento de poesía, por VTacius

1137

Ya no recuerdo que es lo que escribo,

no sé si me hace falta esa otra pastilla al final de cuentas.

no sé si tengo que pagar por prostitutas de nuevo,

no sé si son lágrimas esto que de mis ojos brotan

No sé si me amas, o me mientes como de costumbre.

No sé si el medicamento soy yo,

la respuesta bioquímica a estas pastillas que son efectivas para prohibirme ser infeliz.

Luego como un poco, mi estómago se calma y el cielo responde con lluvia.

 

El infierno me ha dolido y mi mente lo ha pagado.

La noche se acerca sobre si misma, el mito de ser una leyenda que se pierde ante el día

Las palabras que brotan y que no puedo evitarlas,

sea en una conversación casual con mortales, o con dioses a través de poemas.

 

Escribo balas de salva,

luego camino diez pasos y sigo pensando que hacer,

o si siquiera si sabré como hacerlo.

Reír hasta llorar, o amargarme con el mundo ingrato.

Luego sonreír un poco hacia la ironía de mi propio nombre.

Ver el mundo correr sobre el espacio del universo,

y a tu silencio recorrer los espacios vacíos que van abonando

cometas, constelaciones, cosas fugaces y enormes

la fuerza con mis palabras brotan y tu silencio permanece

y tu mirada se convierte en el recuerdo de mis noches de burdel

y examino mi mirada por el contraste que la realidad ignora

y digo estar bien para poder ir a casa con el respaldo médico especializado, importante para seguir con esta farsa que llamo vida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s